SC: 922 28 98 52 / LL: 822 17 82 26 | info@autoescuelaweyler.es |Síguenos en Facebook->
¿Cómo utilizar correctamente el claxon?

¿Cómo utilizar correctamente el claxon?

El claxon, o “la pita” si eres canario, fue ideado como elemento de advertencia para que los usuarios de la vía supieran que había elementos motorizados en ella. Esto sucedió a principios del siglo XX, pero en pleno siglo XXI, la pita se ha convertido en otro de los instrumentos del vehículo con uso regulado. El problema del exceso de ruidos en las grandes ciudades ha llevado a la Dirección General de Tráfico a poner sanciones por su uso indebido. Un uso sin motivo aparente podría ser sancionado con 80 €, y, si el vehículo no tiene claxon, hasta 200 € de multa. Un apunte importante es que, el hecho de que sea obligatoria su instalación, no te permite su uso libre. Lo que realmente interesa es saber cuándo está permitido el uso del claxon. Hay que recordar que la principal función de la pita es alertar de un peligro a otros conductores o usuarios de la vía. La DGT dispone de tan solo tres usos reglamentarios del claxon. Evitar un accidente o percance cuando circulamos por una vía con baja visibilidad o muy estrecha. Situación de emergencia, como el traslado de una persona enferma a un hospital de urgencia en un vehículo particular (siempre y cuando se acompañe de las señales visuales de emergencia). En el caso de los adelantamientos, se permite el uso para alertar de tu presencia cuando otro vehículo se incorpora a la vía, sobre todo si lo está haciendo marcha atrás. Cualquier otra situación que no esté estipulada en los tres puntos anteriores y se use la pita, puede incurrir en una sanción. Lo...
Los seis errores que más cometemos al volante

Los seis errores que más cometemos al volante

Los españoles se creen buenos conductores. Y, aunque es cierto que la mayoría suele respetar las normas de circulación y seguridad vial, se cometen errores importantes que pueden evitar accidentes, tanto menores, como de mayor magnitud. Lo bueno de la seguridad vial es que siempre se pueden corregir ciertos comportamientos erróneos. Durante los años que pasamos conduciendo, las circunstancias del tráfico nos dotan de mayor experiencia, y esto se debería traducir en mejor conducción e interpretación del entorno. Ahora vamos a exponer brevemente los seis errores que más cometemos mientras conducimos para que, si ves que también los tienes, tanto en las prácticas como en tu rutina diaria, los intentes revertir. No poner el intermitente para adelantar Diversos estudios indican que, alrededor del 53 % de los conductores españoles no señaliza la maniobra de adelantamiento, tampoco lo hace al volver al carril y, cuando se hace, se suele hacer fuera de tiempo. La conclusión es simple: el intermitente lo tenemos de adorno e incurre en una falta leve en un examen de conducción. Ya si sacamos el permiso, no activar el indicativo de dirección puede generar un accidente de diversa consideración. No usar el carril izquierdo correctamente Según la DGT, más del 60 % de los conductores hace un mal uso del carril izquierdo. La ley lo dice bien claro, y es que cuando hay más de un carril en un mismo sentido de la conducción, se debe utilizar el que se encuentra más a la derecha. Además, en la actualidad, el conducir por la izquierda “sin sentido” conlleva una penalización de 200 euros. Límites de velocidad Una costumbre...
¿Qué evalúan los examinadores de tráfico? Parte 2 de 2

¿Qué evalúan los examinadores de tráfico? Parte 2 de 2

En esta segunda parte, expondremos los últimos, pero no menos importantes,  siete puntos que los examinadores de tráfico tienen en cuenta para la superación de la parte de carretera. Recordamos que, para aprobar en el examen práctico y obtener el ansiado permiso de conducción tipo B, no debes cometer: 10 fallos leves 1 fallo eliminatorio 2 fallos deficientes 5 leves + 1 deficiente Lo más recomendable siempre es no cometer, bajo ningún concepto, un fallo eliminatorio, puesto que se “terminaría” el examen en curso, y ningún fallo deficiente. Los fallos leves son muy comunes, como, por ejemplo, no cambiar de marcha en el momento indicado y cuando el vehículo “te lo pida”. Por lo tanto, sumando lo expuesto en el artículo anterior, que puedes leer aquí  y los siguientes puntos, podremos tener una idea de qué reforzar en nuestras prácticas para conseguir un apto y, consecuentemente, el permiso de conducir. Cambios de sentido Los encargados de evaluar nuestro nivel de conducción se fijan mucho en cómo realizamos la maniobra de cambio de sentido, ya que es una de las más habituales que se hacen en el día a día. Señalizar correctamente y con anticipación, respetar las señales verticales y horizontales, así como las prioridades, puede desequilibrar la balanza a nuestro favor. Paradas y estacionamientos Todos los exámenes concluyen con una maniobra de parada o estacionamiento, valorando así el espacio elegido, la situación del coche (cuadrarlo correctamente), el empleo de la marcha atrás y los retrovisores y el tiempo empleado (no superar los dos minutos). Consejo, no tocar otro vehículo, no ser brusco y utilizar las marchas correspondientes una vez...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies