SC: 922 28 98 52 / Trinidad: 922 97 44 88 / Majuelos: 822 17 82 26 | info@autoescuelaweyler.es |Síguenos en Facebook->
¿Cuál es el peligro que nunca vemos en la carretera?

¿Cuál es el peligro que nunca vemos en la carretera?

La mayoría de las personas mayores de edad y, por tanto, aptas para conducir un vehículo, disponen de uno, ya sea propio, prestado temporalmente, puntualmente o heredado de hermanos o padres. El coche lo utilizamos para todo, desde ir a hacer la compra, hasta pasear los fines de semana, pasando por acudir al lugar de trabajo, hacer actividades de ocio, etc. Pasamos mucho tiempo en la carretera y, cuanto más tiempo estamos circulando, más probabilidades tendremos de sufrir algún percance. Esas probabilidades se pueden reducir si realizamos una conducción preventiva, respetamos todas las normas de seguridad vial, hacemos un mantenimiento periódico adecuado del coche y vamos atentos a lo que acontece con los demás usuarios de la vía, pero hay un peligro que no se ve, que resulta invisible, y es el viento. El viento está entre las tres causas que más accidentes provoca en la época invernal, por detrás de la lluvia y la niebla. También puede aparecer en cualquier momento y, si vamos conduciendo con las ventanillas cerradas, apenas lo notaremos, pudiendo ocasionarnos un siniestro de considerada gravedad. ¿Cuáles son los peligros del viento? • Si el viento sopla desde la izquierda y nos cruzamos con otro vehículo, se da un efecto empuje que, de repente se interrumpe, con lo que el vehículo tiende a irse hacia la izquierda y, luego, de manera muy brusca, hacia la derecha. • Si el viento sopla desde la derecha se produce una especie de efecto aspiradora, es decir, a la hora de adelantar a un vehículo más pesado, el coche es “aspirado” por el hueco de aire que hay entre...
¿Por qué no deberíamos circular por el carril central de las autopistas?

¿Por qué no deberíamos circular por el carril central de las autopistas?

Hay varios tramos de autopista en la Isla de Tenerife y en Gran Canaria que tiene más de dos carriles, con lo que, muchas veces por comodidad, los conductores hacen uso del carril central para no tener que cambiar de carril ni preocuparse por la fluidez del tráfico, pero esto es un error. La normativa en este sentido en clara y concisa, diciendo que “si circulamos por una calzada con varios carriles para cada sentido, debemos hacerlo por el carril de la derecha”, y no por el centro, ni por la izquierda, sino por la derecha. El resto de carriles está para adelantar o, en caso de congestión, ocupar todos los carriles a lo ancho de la calzada. Lo que quiere decir es que si no vas adelantando y tienes un carril a tu derecha con espacio para ser ocupado por ti, lo uses y transites por él. En este sentido, hay que señalar que la Dirección General de Tráfico tiene potestad para multar a todo aquel vehículo que no cumpla con la norma señalada, es decir, que no circule por la derecha, estado esta parte de la calzada libre. Si nos damos cuenta, en muchos tramos de nuestras autopistas, la velocidad máxima a la que se puede circular es de 120 km/hora, por lo que si circulas por la izquierda o el carril del medio a 100 km/hora, no estás favoreciendo la fluidez del tráfico y el peligro que conlleva esta acción es inminente, ya que puedes ser objeto de un siniestro grave. Otro de los inconvenientes de entorpecer el tráfico circulando por el carril central es que,...
Cómo evitar las distracciones al volante

Cómo evitar las distracciones al volante

En muchas ocasiones, a causa de los quehaceres diarios, el ritmo de trabajo, las preocupaciones, los niños y demás circunstancias, podemos incurrir en despistes momentáneos, que la mayoría de las veces no son importantes, pero que, en un momento dado, te pueden cambiar la vida. En 2018 en España fallecieron 1.180 personas en accidente de tráfico y hubo 4.515 heridos que necesitaron hospitalización. Según la DGT, más de una tercera parte de estos accidentes se produjeron por distracciones de los conductores al volante. Para poder explicar cómo evitar las distracciones mientras conducimos, es necesario, en primer lugar, clasificar los tipos de distracciones que existen. • Distracciones visuales. Sencillamente, se da cuando el conductor desvía la vista de la carretera. • Distracciones manuales. Aquí, el conductor pierde el contacto con el volante o altera la posición de las manos sobre el mismo. • Distracciones cognitivas. Cuando la atención y concentración del conductor se centra en cuestiones que son ajenas a la conducción. Una vez desgranada la tipología de las distracciones, ahora se nos hace más sencillo saber cómo evitarlas. En cuanto a las distracciones visuales, lo lógico es no apartar la vista de la calzada, mirar de vez en cuando por los retrovisores laterales y el frontal (es recomendable hacerlo cada 30 segundos), no poner atención a algún tipo de accidente que esté fuera de nuestro alcance de poder ayudar o socorrer y, sobre todo, si viajas con niños y ocurre alguna urgencia, primero detener el vehículo en un lugar seguro y luego resolver el problema. Con respecto a las distracciones manuales, siempre hay que tener en cuenta lo que...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies