SC: 922 28 98 52 / LL: 822 17 82 26 | info@autoescuelaweyler.es |Síguenos en Facebook->
4 razones para regalar el carnet de conducir esta Navidad

4 razones para regalar el carnet de conducir esta Navidad

Muchas veces, en Navidad, hablamos de ese ‘comprar por comprar’ que nos caracteriza. Compras de ropa, a última hora, o bolsos que sabemos que jamás saldrán del fondo del armario. Desde las asociaciones de consumidores se pide recurrir a la compra útil, y, ¿se te ocurre algo más útil que el carnet de conducir?. Por eso, hoy queremos cuatro razones que te harán replantearte tu regalo. – Lo usará: Si hay algo que va a usar el destinatario de tu regalo, es el carnet de conducir. Tanto, que lo usará durante toda la vida. Como les hemos contado en otras ocasiones, estamos de hablando de un regalo que es una total inversión; no para un año ni para dos. El carnet de conducir es para siempre. Si lo ayudas con dicha inversión, ¡estará eternamente agradecido!. – Le ayudas a dar el paso: Desde Autoescuela Weyler, acostumbrados a trabajar con alumnos de muchos tipos, nos hemos dado cuenta que muchas veces es más el no tomar la iniciativa que la falta de poder adquisitivo. Regalando un bono de matrícula + prácticas estás dándole a ese ser querido el empujoncito que le faltaba para decidirse. ¡Ayúdalo! – Su propósito, cumplido desde el primer momento: Con el año nuevo nos llenamos de ideas y propósitos pero, ¿Cuándo mejor para empezar que según se acaben las Fiestas?. – Tenemos ofertas increíbles: Y es que, para que tu bolsillo no se resienta, hemos preparado el #packREYES, que contiene lo esencial para que tu ser querido se inicie en el mundo de la conducción. Además, puedes decantarte por alguno de nuestros packs habituales: desde 10...
Manías que nos van a dejar sin coche

Manías que nos van a dejar sin coche

Ya te has sacado el carnet y, con la experiencia, vas adquiriendo manías que tu coche, de aquí a un tiempo, va a lamentar. Porque nunca es tarde para corregirlas, ¡lee atento!. La vida de tu medio de transporte está en juego. Aunque todos tenemos manías y vicios al conducir, la mayoría de ellos son perjudiciales. Unos afectan a la seguridad vial y otros, al propio coche, al que sin querer ‘maltratamos’ con acciones diarias. Por ello, hoy te contamos unas pocas cosas a evitar que le darán un respiro a tu coche. ¡Manos arriba!. Ya te lo decimos en la autoescuela; las manos, en el volante. Y es que, además de por seguridad, debemos tenerlas ahí para evitar estropear nuestra palanca de cambios. Al dejarla apoyada en la famosa bolita, estamos forzando los sincronizadores y reduciendo su tiempo de vida. Estos son unos pequeños ‘embragues individuales’ que contiene cada marcha. ¿Mejor dejarlos quietos, no?. Además, estamos hablando de una avería bastante cara. El reposapiés, además de un nombre, tiene una función. Entonces, ¿por qué te empeñas en que tu pie izquierdo viva en el embrague?. Ni ‘al límite’ cuando vamos circulando ni pisado a fondo en los semáforos. Descánsalo y evita, además de problemas mecánicos, tensiones corporales. ¿Bajadas en punto muerto? Nunca. Hace mucho tiempo se extendió el mito: para ahorrar combustible hay que poner el punto  muerto en las bajadas. Más allá del peligro que supone para la seguridad ir con el coche sin marchas, es un grave atentado para tu vehículo si consta de caja de cambios automática. Los resaltos o ‘guardias muertos’, con paciencia. Aunque...
¿Por qué no apruebo el examen práctico (VI)?

¿Por qué no apruebo el examen práctico (VI)?

Volvemos a la carga con nuestros capítulos de “¿Por qué no apruebo el examen práctico?”. En esta sexta edición nos centraremos en las señales y su obediencia. ¿Quién o qué tiene preferencia?¿Qué supone no respetarlo cuando no estamos examinando? ¡Descúbrelo con nosotros!. Obediencia de las señales Agentes: Cometerás un fallo leve al demorar la reanudación de la marcha o al detenerte cuando un agente indique vía libre, mientras que si obstaculizas en alguna de estas acciones, será deficiente. Se considerará eliminatorio si no respetamos u obedecemos sus indicaciones cuando impliquen una detención. Señalización variable: si nos encontramos alguna señalización circunstancial que modifica el régimen normal de utilización de la vía, debemos tener cuidado: su incumplimiento puede derivar en falta leve, eliminatoria o deficiente en función de su gravedad y peligro. Balizamiento: si rebasamos una barrera o semibarrera móvil en movimiento, tendremos un fallo leve, pero si lo hacemos causando peligro, será eliminatorio. También es falta roja no respetar los dispositivos de barrera. Semáforos: En los semáforos suele aprobar o suspender mucha gente. Atento porque te desgranamos los fallos según su categoría. Faltas leves son detenerse o no reanudar la marcha ante un semáforo con una franja blanca vertical u oblicua, cuando las circunstancias lo permitan, así como detenerse sin necesidad, o no reanudar la marcha ante un semáforo en intervalo verde o en amarillo intermitente cuando las circunstancias lo permitan y no moderar la velocidad ante una luz amarilla intermitente, o dos luces amarillas alternativamente intermitentes. Si no queremos conseguir una deficiente, debemos evitar: -Detenernos o no reanudar la marcha ante un semáforo con una franja blanca vertical u oblicua,...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies