SC: 922 28 98 52 / Trinidad: 922 97 44 88 / Majuelos: 822 17 82 26 | info@autoescuelaweyler.es |Síguenos en Facebook->

Reconócelo: se te enciende una luz en el salpicadero y comienzas a temblar. ¿Avería? ¿Advertencia? Sea lo que sea, lo ideal es no dejarlo pasar. Pero, en ocasiones, esas luces no las hemos visto antes y no sabemos cómo actuar. Suele ser el caso del anticongelante, tema que hoy trataremos en este post. ¿Preparado para aprender?

Y es que en Canarias quizás no le damos tanta importancia, pero es imprescindible conocer sus funciones para, si en un futuro viaje por carretera en climas más fríos nos encontramos el problema, saber cómo remediarlo.

¿Por qué es tan importante?

El líquido anticongelante es imprescindible para el correcto funcionamiento de un coche. ¿Por qué?, te preguntarás. Para entenderlo, debemos recordar que en el motor de un coche de combustión interna se producen rozamientos que generan calor. Esto hace que la temperatura suba, siendo imprescindible que no se dispare para evitar un sobrecalentamiento.

Aquí es donde entra en juegue el sistema de refrigeración de nuestro vehículo, un circuito cerrado que se compone de radiador, bomba de agua y vaso de expansión, y que a su vez, está lleno de agua. El funcionamiento es simple: el agua circula desde la parte de delante del coche, donde se enfría en contacto con el exterior por el radiador, hacia el motor, donde hace su labor de refrigeración.

Para evitar problemas, sobre todo con las temperaturas de estas épocas, es imprescindible que el agua esté mezclado con anticongelante, consiguiendo que el motor siga funcionado de manera óptima a unos 90ºC.

liquido-refrigerante-ayuda-motor-recalentamiento_1034006614_431570_660x397

Foto: Infotaller

¿Cómo sé si no está bien?

Sabiendo ahora para qué sirve el líquido refrigerante, va a ser mucho más fácil comprender las tres situaciones que nos revelan que tenemos un problema con él.

  • Antes de salir: Si al ir a arrancar nuestro coche vemos un charco de líquido, es importante que le echemos un vistazo al depósito. Puede ser tanto anticongelante, como aceite, como combustible. El olor y la textura te ayudarán a identificarlo.
  • Durante el viaje: si ves que mientras conduces la temperatura de coche pasa de los 90ºC, se está sobrecalentando. Es imprescindible que pares y te pongas en contacto con tu taller, donde te revisarán el sistema de refrigeración para confirmar que todo va bien.
  • Antes o mientras conduces: si en el cuadro del salpicadero se enciende la luz correspondiente, debes comprobar su estado sin esperar a que haya una subida de temperatura.

¿Qué averías se relacionan con este líquido?

Cuando disminuye el anticongelante del depósito, algo está pasando. Esto se debe a que, al tratarse de un circuito cerrado, el único motivo que hace que haya pérdidas en él es o una fuga, o una rotura en tubos y conectores.

Es frecuente encontrarnos con averías como el sistema de refrigeración sobrecargado (líquido en exceso), poros y fisuras en los manguitos o fugas por el radiador, filtrándose el líquido hasta manchar la moqueta del propio coche.

¿Cómo actuar si el nivel de refrigerante disminuye?

Como en casi todo problema con nuestro coche, la mejor manera de evitar problemas es realizando un mantenimiento adecuado.

Es importante recordar que, antes de comprobar el depósito, siempre debemos esperar a que el motor esté frío, ya que al quitar la tapa a altas temperaturas podemos sufrir quemaduras graves producidas por los vapores alcohólicos que el líquido contiene en su composición.

En cualquier caso, si el nivel del vaso de expansión baja y nos vemos en la obligación de rellenarlo con frecuencia, es necesario llevar el coche al taller, donde averiguarán el problema y nos ayudarán a evitar averías más graves –y caras-.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies