SC: 922 28 98 52 / Trinidad: 922 97 44 88 / Majuelos: 822 17 82 26 | info@autoescuelaweyler.es |Síguenos en Facebook->

Es importante saber las normas, al igual que hacemos al acceder a un espacio público, con respecto al comportamiento correcto ante un control policial en carretera. Muchos conductores tenemos la imagen preconcebida de las películas, con las manos visibles, ventanilla bajada y el contacto quitado.

En esta nueva etapa, del Covid-19, el protocolo sufre alguna modificación, sobre todo para evitar contagios y que se respeten las normas de distancia de seguridad entre personas.

En primer lugar, debemos decir que un control de carretera es llevado a cabo, tanto por carácter preventivo como por haber cometido alguna infracción, siempre orientados a la reducción de la siniestralidad vial. Luego, éstos se establecen bajo unas condiciones de seguridad importantes, donde en la mayoría de ocasiones están señalizados en los paneles informativos previos al punto de control, así como visibles a cierta distancia. Estas medidas están destinadas a la seguridad de los agentes de tráfico y de todos los usuarios de la vía.

Sobre el tipo de controles que nos podemos encontrar, y ya habiendo nombrado dos de ellos (preventivos y sancionadores), también coexiste el informativo (desvío por obras o eventos), de auxilio (en caso de accidente) y de inspección de documentación, en los cuales debemos de acreditar correctamente, mostrando los papeles del vehículo como los documentos del conductor y acompañantes, en caso de ser requerido.

Debemos tener en cuenta que, si nos encontramos con un control, es importante aminorar la velocidad de manera progresiva, así como indicar, con leves toques de freno, que estamos reduciendo la marcha y que los vehículos que nos preceden hagan lo mismo, evitando así una colisión por alcance.

¿Qué hacer y cómo comportarse en estas situaciones?

El agente nos hará una señal con los brazos para que nos paremos a su altura y, si lo cree necesario, nos requerirá la documentación anteriormente mencionada. Debemos tener el cinturón de seguridad abrochado y solamente, si es ordenado, podemos quitárnoslo.

Es necesario apagar el motor, bajar la ventanilla y tener las mDm5cscTWwAIbyIuanos visibles sobre el volante. Una vez entablada la conversación sobre el motivo del control, cuando el agente lo indique, podremos proseguir la marcha.

Si no atendemos o desobedecemos las indicaciones, la multa oscila alrededor de los 200 € y la retirada de 4 puntos del permiso de conducir. También está previsto que la DGT sancione a aquellas personas que avisen de la ubicación de un control policial, favoreciendo así conductas inapropiadas en la carretera.

Recordamos que siempre hay que mantener la calma, ya que los controles son por la seguridad de los usuarios y, si no hemos cometido ninguna infracción y tenemos los papeles en regla, no hay nada que temer.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies