SC: 922 28 98 52 / Trinidad: 922 97 44 88 / Majuelos: 822 17 82 26 | info@autoescuelaweyler.es |Síguenos en Facebook->

control

Como cada año, el recuento de víctimas mortales en la carretera a causa de un accidente nos deja perplejos. En estas fechas, los números, estadísticas y demás son frecuentes. Vemos cada día en las noticias, los periódicos, la radio, o cualquier medio informativo, que, en vez de cumplir con los objetivos fijados, las muertes son numerosas y, lo peor de todo, es que se podrían haber evitado en su gran mayoría.

En artículos anteriores hemos hablado de conducción eficiente, de conducción segura, de conducción por la noche, evitar atascos, velocidad, mecánica y revisión, no usar el móvil y los síntomas del alcohol y las drogas.

Ahora bien, ¿qué se está haciendo mal?

Para responder a esta pregunta, vamos a hablar del consumo de alcohol, drogas y luego coger el coche, ya que la mitad de los accidentes mortales tiene que ver con el alcohol, es decir, sin alcohol, es muy probable que la mitad de los siniestros se podrían haber evitado. De este 50 % de accidentes, más de la mitad de los fallecidos son jóvenes.

También debemos señalar que el riesgo de accidente, según los datos, se duplica, aunque hayamos consumido alcohol dentro de los márgenes permitidos por la ley. ¿Están dispuestos a correr ese riesgo?, nosotros, no.

Luego, hemos observado que hay conductores que intentan hacer cálculos de cuándo beber, cuánto beber y cuánto tiempo hay que dejar hasta poder coger el vehículo. La respuesta es que, lo mejor, es no beber ni una gota.

¿Crees que, en los accidentes de tráfico derivados del consumo de alcohol, el conductor había bebido tanto que no se podía mantener en pie?

La respuesta es NO. El mayor peligro del alcohol, es que aún en pequeñas cantidades, reduce tus reflejos, tu concentración, y provoca una euforia que invita a la imprudencia.

Respecto a las drogas, tampoco podemos ignorar que su consumo es un mal de nuestra sociedad, no solo a nivel personal, sino en todos los ámbitos. Respecto a los accidentes, un estudio demuestra que el 25 % de los conductores lo hace bajo los efectos de alguna droga. Tampoco hay que olvidar que, el tabaco también es una droga, aceptada por la sociedad, pero con efectos en nuestro sistema nervioso.

Hay sustancias estupefacientes que no vienen con prospecto, pero que producen somnolencia, ansiedad, euforia o depresión (o las dos, casi a la vez), alteración de la percepción de la realidad y falta de coordinación de movimientos. ¿Se imaginan que estás bajo estos efectos mientras conducen a 100 km/hora por la autopista?

No queremos despedir el año sin darle la enhorabuena a todos aquellos alumnos y alumnas que han conseguido su permiso con nosotros, o en cualquier autoescuela, darles ánimos a todos los que lo están intentando y un empujoncito a los que se están decidiendo. También queremos enviar un mensaje de concienciación a los que alguna vez han cogido el coche y no han sabido cómo llegaron a casa, a los que los acompañaban y a los que se han cruzado con conductores bajo los efectos perniciosos del alcohol o las drogas: Han tenido mucha suerte, pero muchos otros, que iban a trabajar, a ver a sus familias o conduciendo tranquilamente, no lo pueden contar.

¡Les deseamos un Feliz y Próspero Año nuevo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies